23/8/16

¿Sirven de algo los Ministerios del Ambiente?

Estos verdes se ven desde mi balcón en Ciudad de Panamá.

¿Cuánto faltará para que los borre el hormigón?


He aprendido QUÉ COSA SON los Ministerios del Ambiente... Son los sitios donde se pacta las coimas para afectar todas las áreas protegidas. se recomienda cambios en el ordenamiento territorial (a favor del hormigón), se permite que nuevas avenidas y autopistas partan en trozos parques vetustos, que acogedoras áreas residenciales, sus jardines y caminerías sean demolidos por la furia de las plazas comerciales y los rascacielos. En fin, existe el convencimiento de que los temas ambientales y la sustentabilidad son de menor relevancia que los temas financieros.

¡Cuán opuestas son esas prácticas al desiderátum de la comunidad consiente! Los estados, a través de sus Ministerios del Ambiente, deberían adquirir con premura las pocas manchas verdes que quedan en las ciudades para asegurar su conservación. Reforzar el verde (que hace tiempo está por debajo del mínimo requerido para que una ciudad respire), reforestar, ofrecer paseos y parques aquí y allá, dispersos dentro de cada barriada, bajar la densidad de edificaciones. En pocas palabras: hacer todo lo contrario de lo que ahora se hace.

Con estas convicciones, la respuesta a la pregunta que me hago desde mi balcón en Ciudad de Panamá no será nada positiva. Te veo venir, gris plano, sobre mi verde derredor.

La calidad del ambiente, que es exactamente lo mismo que el futuro de la humanidad, no depende pues de los Ministerios del Ambiente. Hemos de contar más bien con la comunidad organizada, las ONG realmente independientes (blindadas contra las presiones oficiales, privadas y civiles), los Grupos Ecológicos (que no puede ser sino extremistas, para poder enfrentar el extremismo de la corrupción y el desconocimiento que abunda, como arroz, en el sector oficial). Los Ministerios del Ambiente son más que inútiles, son perjudiciales.